EL FISCAL SESSIONS SE QUEDA SOLO EN SU CRUZADA PERSONAL CONTRA EL CANNABIS EN EE.UU.

Durante la legislatura de Obama, el presidente emitió un memorando bautizado como ‘Memorandum Cole’ en el que instaba a los fiscales federales a abstenerse de perseguir los delitos relacionados con el cannabis en los estados donde la planta había sido legalizada.
 
La postura de Obama respondía a la creciente despenalización de la marihuana en Estados Unidos, donde actualmente 29 estados y el distrito de Columbia han decidido permitir la posesión y distribución de cannabis, de uso recreativo o medicinal, bajo diferentes circunstancias según el territorio.

Obama estableció el Memorándum Cole, que limitaba las actuaciones federales contra los estados que han regulado el cannabis.

Obama estableció el Memorándum Cole, que limitaba las actuaciones federales contra los estados que han regulado el cannabis.

Esta despenalización del uso de la marihuana a nivel estatal no habría sido posible sin el ‘Memorandum Cole’ ya que, a nivel federal, la planta continúa estando criminalizada, según la Ley de Sustancias Controladas, que la sitúa al mismo nivel que el LSD, la heroína o el MDMA.

El Departamento de Justicia de Obama estableció claras prioridades de aplicación de los recursos federales en las actividades más graves y que suponían un mayor peligro relacionadas con la marihuana como, por ejemplo: el enjuiciamiento de la distribución de cannabis a menores, actividades relacionadas con la marihuana en apoyo de los cárteles o el uso de armas de fuego en relación con el cultivo y la distribución de marihuana entre otras.

La semana pasada, el Fiscal General de Estados Unidos, Jeff Sessions, decidió acabar con la ordenanza de Obama, volviendo a poner en conflicto la prohibición federal con las leyes estatales que despenalizan el uso y distribución de la planta, desoyendo la voluntad popular de millones de estadounidenses que dijeron sí al cannabis en las urnas.

El comunicado del fiscal general es ambiguo, y desde su departamento no han aclarado si sus nuevas directrices tratarán de desmantelar la creciente y prometedora industria del cannnabis. No es la primera vez que Sessions manifiesta su desaprobación hacia la marihuana, llegando a asegurar en alguna ocasión que ‘las personas buenas no fuman marihuana’.  

Dan Sullivan, senador republicano de Alaska.

Dan Sullivan, senador republicano de Alaska.

Sin embargo, este retroceso basado en la vuelta a una política restrictiva no ha encontrado demasiados apoyos, ni siquiera entre sus compañeros de partido.
"Aunque no apoyé la iniciativa electoral de 2014 para legalizar la marihuana, se aprobó con fuerza y creo apasionadamente en la democracia y los principios de los derechos de los estados", escribió en un comunicado el jueves el senador republicano de Alaska Dan Sullivan.

“Ir contra la mayoría de estadounidenses, incluida una mayoría de votantes republicanos, que quieren que el Gobierno federal se mantenga al margen es una de las decisiones más estúpidas que ha adoptado el fiscal general”, ha dicho el senador demócrata por Colorado, Corey Gardner.

“Creo que el Fiscal General en realidad está creando problemas para la administración Trump", agregaba recientemente el demócrata de Oregon Earl Blumenauer.

El hecho de que casi tres quintas partes de los estados hayan legalizado la marihuana de alguna forma muestra explícitamente que esta actividad no está considerada un delito grave, y mucho menos uno que debería ser disuadido mediante enjuiciamiento criminal. Pese a que Sessions crea que la marihuana es tan horrible como la heroína y que está directamente relacionada con la violencia, organizaciones de las más variadas ideologías han concluido lo contrario.

Manifestación en California por la legalización de la marihuana, antes de su aprobación.

Manifestación en California por la legalización de la marihuana, antes de su aprobación.

Los defensores de la marihuana han condenado rápidamente la decisión de Sessions como un retorno a las políticas obsoletas de la guerra contra las drogas que afectaron indebidamente a las minorías.

"Sessions quiere mantener un sistema que ha llevado a una tremenda injusticia y eso ha desperdiciado recursos federales a gran escala'', dijo Maria McFarland Sánchez-Moreno, directora ejecutiva de Drug Policy Alliance. "Si Sessions cree que tiene sentido en términos de prioridades de enjuiciamiento, se encuentra en un estado ideológico muy extraño o muy problemático '' declaraba McFarland.

“Aunque no apoyé la iniciativa electoral de 2014 para legalizar la marihuana, se aprobó con fuerza y creo apasionadamente en la democracia y los principios de los derechos de los estados”
— Dan Sullivan, senador Republicano en Alaska

 

La Drug Policy Alliance ha estado retrocediendo en este tema durante años. Y recientemente, el Instituto Cato ha declarado: "Las liberalizaciones de marihuana (despenalización, medicalización y legalización) no han generado ninguno de los aspectos negativos afirmados por Sessions; de hecho, la evidencia muestra un impacto mínimo en el uso, la salud, la seguridad vial, la educación o el crimen ".

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló.

Los legisladores latinos también han criticado duramente la nueva dirección de Sessions, así se expresaba el presidente del ‘Caucus Nacional de Legisladores Estatales Hispanos’ Ángel Cruz, Representante Estatal de Pensilvania: “El Señor Sessions no solo está ignorando la evidencia contundente que demuestra que la marihuana tiene una variedad de usos medicinales. El Sr. Sessions también parece ignorar los abusos crónicos que la criminalización del cannabis históricamente ha infligido contra los latinos y otras comunidades".

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló también se mostró firmemente en contra de las políticas de Sessions: “Reitero mi apoyo a la industria de cannabis medicinal en Puerto Rico que ha contribuido a mejorar la calidad de vida de más de 16,000 pacientes y ha generado sobre 30,000 empleos directos”.

FUENTE:

  • Vice
  • Revista Fortune
  • El Periódico

AUTOR:

Roberto Soriano
@robersorian