LAS TRIBUS NATIVAS AMERICANAS TRATAN DE ENTRAR EN LA INDUSTRIA DEL CANNABIS

Algunas tribus nativas americanas han empezado a cultivar y vender marihuana con el objetivo de que este nuevo negocio ayude a acabar con la pobreza en las reservas, las grandes áreas donde vive el pueblo nativo. Sin embargo, aún existe bastante incertidumbre sobre el futuro político de la regulación del cannabis en Estados Unidos.

El cultivo de marihuana en algunos estados, se ha convertido en un próspero negocio. Según el grupo inversionista en California y a favor de la legalización, ArcView, el mercado de marihuana en Estados Unidos reportó 6.700 millones de dólares en 2016.

Los partidarios de la regulación del cannabis destacan los múltiples usos de la planta, así como de la producción del cáñamo, capaz de ser utilizado en más de 25.000 productos, como alimentos, tejidos o medicamentos.

Leslie Bocskor, fundador de Electrum Partners

Leslie Bocskor, fundador de Electrum Partners

Leslie Bocskor, fundador de la empresa Electrum Partners, se encarga de ayudar a los estados y tribus nativas americanas a entrar en el negocio de la marihuana. Bocskor afirma que el cáñamo puede utilizarse para crear plásticos que son más respetuosos con el medio ambiente que los elaborados mediante petróleo y gas, que no son biodegradables.

Las tribus americanas nativas tienen una ventaja sobre otras compañías en el negocio del cannabis. Muchas empresas en los Estados Unidos bajan sus impuestos deduciendo sus gastos comerciales de sus ganancias. Pero las empresas que cultivan y venden cannabis no pueden deducir sus gastos comerciales. Esto significa que pagan una tasa impositiva más alta que otras compañías.

Sin embargo, las tribus nativas americanas no pagan impuestos federales sobre el dinero ganado en las reservas. Bocskor dice que esto significa que una compañía de cannabis propiedad de una tribu podría obtener un margen de beneficio de hasta el 85% a través de sus negocios.

La Ley de Sustancias Controladas de 1970 prohíbe el crecimiento, la venta y el uso de marihuana y otras drogas. Pero la ley no ha impedido a los estados legalizar el cannabis. En 1996, California se convirtió en el primer estado en legalizar la marihuana para uso medicinal. Desde entonces, otros estados lo han hecho. Algunos territorios también han legalizado el uso recreativo de la marihuana.

El fiscal general de Dakota del Sur, Marty Jackley, anuncia cargos contra dos consultores que trabajaron con una tribu nativa americana en sus planes de abrir el primer centro de marihuana de la nación durante una conferencia de prensa el 3 de agosto de 2016 en Flandreau, S.D.

El fiscal general de Dakota del Sur, Marty Jackley, anuncia cargos contra dos consultores que trabajaron con una tribu nativa americana en sus planes de abrir el primer centro de marihuana de la nación durante una conferencia de prensa el 3 de agosto de 2016 en Flandreau, S.D.

En un documento publicado en 2013, el Departamento de Justicia de Estados Unidos dijo que los estados podrían dar a sus ciudadanos el derecho de cultivar y vender marihuana. El departamento decretó que la gente no sería arrestada por hacerlo. Hubo algunas restricciones. Por ejemplo, los estados no podían permitir que el cannabis fuera cultivado en tierras públicas. No podían permitir la venta de marihuana a los jóvenes, ni dejarla vender en estados donde todavía era ilegal. El departamento escribió unas reglas similares para los gobiernos tribales unos meses más tarde.

Vincent Sliwoski es abogado en Portland, Oregon. Algunos de sus clientes poséen compañías de cannabis. Encargado de instruir a éstos emprendedores acerca de la ley del cannabis, Sliwoski afirma que el documento del Departamento de Justicia significa que el gobierno federal no quiere gastar dinero haciendo cumplir las leyes de marihuana. Sin embargo, también asegura que la administración de Trump podría cambiar esa política.

Veintinueve estados y Washington DC han legalizado alguna forma de uso de marihuana. Varias tribus han tratado de entrar en el negocio, pero la mayoría han sido detenidas por el gobierno federal.

Algunos nativos americanos están llevando con éxito sus operaciones empresariales en torno al cannabis, incluyendo la tribu de la isla Squaxin en el estado de Washington. Otros han prohibido la marihuana, como el Oglala Sioux en Dakota del Sur.

Invasión de operaciones tribales

En julio de 2015, agentes del gobierno allanaron dos reservas en el norte de California. Dijeron que las tribus estaban produciendo una mayor cantidad de marihuana de lo permitido. Las tribus negaron las acusaciones.

Tres meses más tarde, agentes federales incautaron plantas de cannabis de la Nación Menominee en el estado del medio oeste de Wisconsin. Los agentes dijeron que personas que no eran nativos americanos estaban participando en el negocio de cannabis de la tribu. Los agentes también dijeron que la tribu estaba produciendo plantas con niveles más altos de THC de lo permitido, el componente psicoactivo de la marihuana.

La tribu Menominee dijo que había pedido al gobierno que hiciera las pruebas necesarias en sus plantas y dijo que destruiría cualquier planta que tuviera niveles de THC más altos de lo permitido.

Después de estas incursiones, la tribu Flandreau Santee Sioux en Dakota del Sur quemó su cultivo y cerró sus operaciones de cannabis. La tribu temía que también fuera allanada.

No está claro por qué ciertos agentes federales han asaltado algunas operaciones de marihuana tribal. Sliwoski dijo que es posible que algunas agencias policiales no entiendan el documento del Departamento de Justicia de 2013.



FUENTE: VOANEWS