MADRES PERUANAS LUCHAN POR LA LEGALIZACIÓN DEL CANNABIS MEDICINAL

Norteamérica goza de un creciente apoyo popular a la despenalización del cannabis con la legalización del uso recreativo y medicinal de la hierba en Estados Unidos y Canadá. Sin embargo, no sólo el norte del continente está apostando por esta regulación. 
El uso de la marihuana y el concepto que de la sustancia tiene la población han ido evolucionando favorablemente para la planta en América del Sur. Desde que Uruguay emprendiera una legalización a gran escala, (aún con grandes obstáculos que no permiten que se haya implementado plenamente) más países, como Chile, Colombia o Perú, están optando por una regulación.

Ahora, gracias a un grupo de madres de hijos con alguna enfermedades difíciles de tratar, como la epilepsia, la marihuana medicinal podría encontrar un hogar en Perú. La policía realizaba una incursión recientemente en un laboratorio de marihuana dirigido por estas mujeres que tratan, a partir del cannabis, encontrar un tratamiento, que ya aha demostrado ser eficaz, para las dolencias de sus hijos. 

La incautación del cultivo, lejos de conseguir acabar con la iniciativa de las mujeres, ha conseguido que los medios se hagan eco de la lucha de estas madres por la regulación de la planta, generando un apoyo masivo de la opinión pública que, a su vez, condenaba la actuación de la policía. 

Ana Álvarez sirve una cucharada de aceite de marihuana a su hijo Anthony en su residencia en Lima. Foto de Newspaperon.com. 

Ana Álvarez sirve una cucharada de aceite de marihuana a su hijo Anthony en su residencia en Lima. Foto de Newspaperon.com. 

Esta reacción, ha presionado al presidente Pedro Pablo Kuczynski para proponer una legislación médica sobre el cannabis en el país ante la necesidad de actualizar las antiguas leyes de restricción de drogas. 

Ana Álvarez, una de las mujeres a cargo del laboratorio improvisado, asegura que el aceite de cannabis es el único tratamiento que ha aliviado las convulsiones y los episodios psicóticos de su hijo. Álvares y otras mujeres con una situación similar, formaron el grupo bautizado como 'Searching For Hope', una organización que trata de buscar el respaldo legal para la producción de cannabis medicinal en Perú. 

Una encuesta realizada recientemente por la agencia de estudios de mercado 'IPSOS Perú', demostraba que, después de la incursión policial, el 65% de los peruanos apoyaba la legalización del cannabis medicinal mientras que, solo el 13% respaldaba la regulación del uso recreativo de la planta. La marihuana medicinal ya es legal en los países vecinos de Colombia y Chile, mientras que Uruguay tiene legalizado el cannabis recreativo desde el año 2013.

Pedro Pablo Kuczynski, Presidente de Perú.

Pedro Pablo Kuczynski, Presidente de Perú.

Aunque el apoyo público ha florecido recientemente en el Perú, todavía hay cierta preocupación de que el Congreso, controlado por la derecha del país, pueda cerrar el proyecto de ley que pide una regulación medicinal del cannabis. 

Por ahora, estas mujeres están confiando en el mercado negro y poniéndose en peligro a fin de cuidar adecuadamente de sus seres queridos con alguna enfermedad. Queda por ver si el proyecto de ley presentado por Kuczynski será o no aprobado por el Congreso.

El Gobierno de Perú presentó un documento que busca legalizar la marihuana con fines medicinales, pero solo mediante la importación del medicamento, Sativex, realizado en base de esta planta.

La primera crítica que realiza la sociedad civil al proyecto presentado es que el Sativex no servirá para atender a todos los pacientes que necesitan este tipo de tratamiento porque se trata de un medicamento estándar y cada paciente necesita un porcentaje distinto CBD o de THC (compuestos del cannabis).