EL CANNABIS COMIENZA A ESTUDIARSE EN LAS UNIVERSIDADES DE ESTADOS UNIDOS

  • Dos universidades de California incorporan cursos sobre las propiedades y los efectos de la marihuana medicinal con el fin de divulgar el conocimiento sobre la planta.
     
  • La educación sobre el cannabis se ha visto obstaculizada por la falta de acceso a una información de calidad, así como a una investigación rigurosa debido a la prohibición.

El creciente uso del cannabis en la mayoría de territorios de Estados Unidos, junto a las políticas cada vez más permisivas en torno a la planta, han traído consigo consecuencias legales, sociales, políticas y empresariales al país. Una nueva industria valorada en miles de millones de dólares se abre camino a la vez que nuevos tratamientos están al fin disponibles para pacientes con diversas dolencias.  

El cannabis continúa integrándose en la vida de los estadounidenses. Consecuencia natural de la inserción de la planta en la realidad del país es que algunas universidades están comenzando a impartir cursos relativos al conocimiento del cannabis medicinal.

La 'University of California, Davis', uno de los centros que ha comenzado a impartir cursos sobre cannabis en Estados Unidos. 

La 'University of California, Davis', uno de los centros que ha comenzado a impartir cursos sobre cannabis en Estados Unidos. 

Mientras California se prepara para ampliar el uso de la marihuana, La University of California en Davis, es uno de los centros que cuenta ya con un curso destinado a aumentar la conciencia sobre los efectos fisiológicos de la marihuana. Estas clases están diseñadas para estudiantes de ciencias biológicas y abarcan valores terapéuticos, efectos fisiológicos, la biología del cannabis y los cannabinoides y los objetivos médicos actuales y potenciales para la eficacia de los tratamientos.

Los cursos, llamados ‘Fisiología del Cannabis’, son los primeros de su tipo en la historia del sistema educativo de la ‘University of California at Davis’. Esta nueva materia se une a un pequeño pero creciente número de simposios centrados en la marihuana que se están impartiendo en todo el país, lo que refleja la actitud cambiante de Estados Unidos hacia el cannabis. 

"Creemos que en este momento es importante educar a los estudiantes sobre la fisiología y las indicaciones médicas del cannabis y los cannabinoides", dijo el instructor Yu-Fung Lin, profesor asociado de fisiología y biología en la UC Davis School of Medicine (UCD)

La universidad ya cuenta con un Centro de Investigación e Información sobre herbología medicinal con una larga trayectoria. Sin embargo, este departamento siempre se ha centrado en diversas variedades de plantas que no sean el cannabis, como la gramínea, el trébol y los dientes de león.

El próximo año la universidad tiene previsto ofrecer a los estudiantes de medicina un curso más especializado sobre la materia. Otro seminario enfocado hacia el público en general también será impartido en el futuro, permitiendo que más personas aprendan sobre múltiples propiedades de la planta.

Otra de las universidades que se ha sumado a la divulgación de las propiedades del cannabis es la Sonoma State University. El curso que ofrece esta universidad es quizá más especializado que el ofrecido en la UCD, y está destinado exclusivamente a los profesionales de la industria de la salud. Médicos, enfermeras, farmacéuticos y otros profesionales sanitarios podrán poner al día sus conocimientos sobre la sustancia.

La 'Sonoma State University' en California. 

La 'Sonoma State University' en California. 

Titulado " Cannabis Medicinal: Un Enfoque Clínico", el simposio de la Universidad de Sonoma está destinado a ponencias sobre el desarrollo de la aptitudes de trabajo, según Robert Eyler, decano de la ‘School of Extended and International Education’, centro donde se ofrece.
“A pesar de estos cursos, la universidad está lejos de ofrecer una especialidad académica sobre el cannabis”, afirmó el decano Eyler.

Debido a que el centro es una entidad pública, y el cannabis es ilegal a nivel federal, la escuela tiene actualmente prohibido ofrecer algo más que una educación estrictamente médica sobre el cannabis. "No tenemos la intención de ofrecer cursos sobre emprendimiento o tratar la parte más comercial del cannabis", dijo Eyler.

La educación sobre el cannabis se ha visto obstaculizada por la falta de acceso a una información de calidad, así como a una investigación rigurosa. Los colectivos científicos llevan años demandando una mayor permisividad por parte del gobierno para permitir llevar a cabo estudios sobre la sustancia, pero siempre se han visto limitados por las restricciones al respecto.

La aprobación de la Proposición 64 el pasado noviembre permite el uso recreativo de la sustancia en California, mientras que la posesión de marihuana medicinal lleva siendo legal desde 1996. El estado tiene hasta el 1 de enero de 2018, para elaborar un plan para emitir las licencias necesarias para los negocios comerciales por lo que, hasta entonces, el producto no puede ser comprado o vendido.  

El cannabis sigue siendo clasificado por el gobierno federal como una droga ilegal de la Lista I, definida como una sustancia con  un gran potencial de propiciar el abuso y adicción y sin valor médico, por lo que todavía existe el riesgo de arresto para ciertos consumidores.