SUECIA EMPIEZA A EXPERIMENTAR CON CANNABIS MEDICINAL POR PRIMERA VEZ EN SU HISTORIA

  • Dos pacientes en Suecia han obtenido el derecho de utilizar la planta del cannabis para aliviar el dolor crónico de sus dolencias.
     
  • Se trata de la primera vez en la historia del país en la que el fármaco se receta como tratamiento.

Después de varios años de diversas campañas y reivindicaciones, dos pacientes suecos por fin han sido autorizados a recibir cannabis terapéutico con receta. Esta decisión histórica, ampliamente elogiada como un avance por parte de la comunidad científica, suma a Suecia con sus vecinos nórdicos que en los últimos años han tenido luz verde para consumir cannabis medicinal.

Claes Hultling, Doctor y fundador del Centro de Rehabiliación sueco 'Spinalis' y activista pro cannabis medicinal.  

Claes Hultling, Doctor y fundador del Centro de Rehabiliación sueco 'Spinalis' y activista pro cannabis medicinal.  

Por primera vez dos pacientes, ambos víctimas de graves lesiones en la espalda, han recibido el permiso del gobierno sueco para tratar su dolor crónico.

La decisión de Suecia de autorizar el consumo de la planta con fines  terapéuticos, aunque solo sea mediante vía oral, se considera como parte de la ‘ola verde’ de permisividad que ha azotado a occidente en los últimos años. Los médicos suecos solicitaron a la MPA (siglas en inglés de Agencia de Productos Médicos, el órgano gubernamental que se encarga de la regulación de los productos medicinales) una licencia para recetar el cannabis.

“Por supuesto que este avance no va a cambiar el mundo, pero sí la situación para muchas personas”, afirma en la emisora nacional sueca SVT el Dr. Claes Hulting, uno de los principales activistas a favor del uso de la marihuana medicinal y paciente de lesión de médula espinal.

Una de las dos personas que han sido elegidas para el programa piloto de cannabis prescrito es Andreas Thörn, que está sufriendo una lesión grave de la médula espinal. En los últimos años, el caso de Thörn se ha convertido en un símbolo de la lucha por el cannabis medicinal después de haber sido acusado de haber cultivado su propio cannabis y haberlo utilizado para tratar su dolor crónico de los nervios.

“Siento que es algo casi irreal. Hemos estado luchando por esta causa durante un año y medio y finalmente tengo la oportunidad de poder relajarme, deshacerme del dolor y volver a la vida cotidiana” decía emocionado Andreas Thörn a STV.

Fredrik von Kieseritzky, médico de química orgánica y medicinal, es quien prescribió el cannabis a los dos pacientes. “Estoy feliz de que se haya tomado este paso de poner el cannabis a disposición de pacientes con un dolor crónico que ningún fármaco aprobado puede aliviar.” Decía von Kieseritzky, a la agencia de noticias TT

Andreas Thorn, paciente de lesión de médula espinal y primer paciente sueco en recibir un tratamiento de cannabis medicinal. 

Andreas Thorn, paciente de lesión de médula espinal y primer paciente sueco en recibir un tratamiento de cannabis medicinal. 

Los dos pacientes aprobados para el tratamiento, recibirán el cannabis a través de una compañía holandesa que el gobierno utiliza para encargarse del suministro de cannabis para uso médico e investigación.

Karl Mikael Kälkner, representante de la MPA sueca, dijo que la decisión no era en absoluto "una aprobación del uso del cannabis en general", y que el registro en el programa de cannabis medicinal de Suecia aún se determina caso por caso.

Los defensores del cannabis medicinal en Suecia, siguen haciendo mención a la revista médica PNAS, la cual encontró pruebas sólidas para apoyar la teoría de que el cannabis alivia los espasmos de los pacientes con esclerosis múltiple, alivia el dolor crónico y reduce las náuseas y los vómitos en pacientes sometidos a quimioterapia. Según el Dr. ClaesHulting, los riesgos en su consumo son insignificantes.

“No se trata de un grupo de lisiados que se sitúan en una esquina y empiezan a colocarse, si no de personas que padecen un dolor neuropático crónico que necesitan alivio”. Aseguraba Claes Hulting a STV.

Siento que es algo casi irreal. Hemos estado luchando por esta causa durante un año y medio y finalmente tengo la oportunidad de poder relajarme, deshacerme del dolor y volver a la vida cotidiana
— Andreas Thörn.

Mientras que el anuncio de la nueva legalización ha sido ampliamente aclamado por los médicos como un analgésico de último recurso para los pacientes crónicos que han desarrollado inmunidad ante ciertos medicamentos,  la asociación nacional sueca Drug-Free Society no pudo ver nada alentador en la noticia. El secretario de la organización, Per Johansson, condenó la salida del cannabis de la política sueca de drogas intoxicantes y cuestionó la eficacia del consumo de la sustancia.

En Suecia, muy pocos medicamentos cannabinoides están permitidos para uso médico, incluyendo Sativex para la espasticidad relacionada con la esclerosis múltiple. En los últimos años, los suecos han comenzado a cultivar ilegalmente su propio suministro de cannabis, y una nación que alguna vez confió en el cannabis importado en forma de hash marroquí está viendo ahora una oleada de cultivo en casa de cannabis medicinal y recreativo.