¿Cómo controlará el gobierno estatal la venta de cannabis en California?

  • El estado empezará a aceptar propuestasde empresas de software para que se encarguen de controlar que se cumpla la ley en el proceso de venta del cannabis.
     

  • Algunas compañías ya operan en Estados Unidos a través de distintos softwares que se encargan de supervisar los dispensarios.
     

  • La empresa líder en EE.UU., MJ Freeway, también tiene una importante presencia en España, donde es utilizada por los Clubes Sociales de Cannabis.

 
Jerry Brown, governador de California.  

Jerry Brown, governador de California.
 

Pese a que California fue el estado pionero en legalizar la marihuana medicinal y es el mayor mercado legal de marihuana de Estados Unidos, todavía no ha adoptado un sistema para que el gobierno tenga controlado el producto en todas sus fases desde la producción hasta la venta. Este tipo de protocolos es similar a los que existen para los productos farmacéuticos y ya han sido incorporados en otros estados.

En Colorado, los chips de identificación por radiofrecuencia (RFID) realizan un seguimiento del cannabis desde las salas de cultivo donde se produce hasta el dispensario o el Club Social de Cannabis, incluso si este cannabis se utiliza para crear otros productos como comestibles o aceites. Al tener un registro de cada planta legal en el estado, los reguladores pueden asegurar, entre otras cosas, que el producto cultivado legalmente se vende según el código legal establecido.

El próximo mes, California comenzará a aceptar propuestas de las compañías que quieren vender a California una plataforma para, de algún modo, rastrear y controlar a partir de su localización en todo momento, el cannabis que circula por el estado. “Estas medidas de seguridad son una manera de garantizar que las empresas funcionen como un negocio regular en lugar de operar como traficantes de drogas", aseguraba David Dinenberg al medio ‘L.A. Weekly’, director ejecutivo y fundador de Kind Financial, una de las compañías que planea pujar por el contrato estatal.

Dinenberg asegura que estos sistemas de control del producto desde la semilla hasta la venta del cannabis, y que las agencias gubernamentales llaman seguimiento y rastreo, "dan a las empresas, así como a los estados, un control sobre lo que está sucediendo en tiempo real".

Kind Financial fue noticia el pasado mes de junio cuando el gigante Microsoft anunció que se asociaría con ellos para lanzar un servicio informático de seguimiento del producto. Kind ha desarrollado un sistema de software llamado Agrisoft para recopilar y monitorear los datos que se necesitan para mantener el cumplimiento de las leyes y normas estatales respecto a la venta de cannabis.


Estas medidas de seguridad son una manera de garantizar que las empresas funcionen como un negocio regular en lugar de operar como traficantes de drogas.
— David Dinenberg, director ejecutivo y fundador de Kind Financial

La asociación con Microsoft fue un importante aumento de credibilidad para Kind. También fue una de las confirmaciones más evidentes de que las empresas más grandes del mundo están ansiosas de entrar en el negocio del cannabis una vez una vez se sientan cómodos con el clima legal.

Dentro de la industria, el software se considera un negocio auxiliar, lo que significa que no requiere que las compañías que lo desarrollen cultiven directamente, procesen o vendan marihuana. Microsoft ofrecerá el software de Kind sólo a los reguladores gubernamentales y no directamente a las compañías de cannabis que lo necesiten. Esta  decisión fue tomada antes de que el presidente electo Donald Trump nombrara al senador Jeff Sessions como fiscal general de Estados Unidos quien se ha manifestado profundamente en contra de la legalización, causando un enorme nerviosismo a muchos empresarios de la industria.

 
David Dinenberg, fundador y director ejecutivo de Kind Financial. Foto de Genaro Molina para 'Los Ángeles Times'.  

David Dinenberg, fundador y director ejecutivo de Kind Financial.
Foto de Genaro Molina para 'Los Ángeles Times'.
 

El gobernador de California, Jerry Brown, reveló la semana pasada que destinaría más de 50 millones de dólares para la regulación del cannabis, una importante aportación con la cual se espera que se financie el sistema de seguimiento. Cualquiera que sea la empresa que gane el contrato de California tendrá una base sólida para buscar oportunidades similares en otros estados nuevos, y quizás pueda llegar incluso hasta el gobierno federal en un futuro.

La empresa más importante del país en software de seguimiento desde el cultivo a la dispensación del cannabis es MJ Freeway, fundada en el año 2010. Al contrario que Microsoft, la empresa lleva años vendiendo su software de seguimiento y control a los dispensarios o Clubes Sociales de Cannabis y es apoyada por diferentes asociaciones cannábicas.

A principios de este mes, el software sufrió una caída y los propietarios de dispensarios de todo el país se dieron cuenta de lo que puede suceder cuando este sistema queda inoperativo. La compañía, que también ganó el contrato de seguimiento estatal en Nevada, indicó que todos los sistemas estarían de nuevo operativos pronto, aunque restaurar datos históricos podría tomar semanas y en algunos casos podría ser imposible.

MJFreeway afirma que el corte fue el resultado de un "ataque directo" en su sistema, aunque, gracias a la exhaustiva seguridad de su software los datos cifrados no se han visto comprometidos.

Regular la marihuana como una industria legal sigue siendo un fenómeno bastante nuevo, y todavía, al existir diferentes posturas al respecto, hay un debate sobre cómo debe realizarse.

Pranav Sood, CEO de Trellis, una empresa de Oakland que fabrica software de administración de inventario para clubes sociales de cannabis y dispensarios, señala que Canadá no tiene un sistema central de seguimiento y que son los productores legales de marihuana los que están obligados a reportar sus datos al gobierno federal. Los inspectores también pueden entrar a los dispensarios para llevar a cabo visitas sorpresa en las que comprueben que se cumple toda la reglamentación al respecto.

El enfoque canadiense no es realmente una opción en California, dice Sood, donde hay miles de cultivadores, procesadores, asociaciones cannábicas y dispensarios o clubes de cannabis, muchos de ellos no reconocidos por ningún organismo gubernamental. "Debido al tamaño, la escala y el alcance, tener un modelo de auto realización de informes no es lo ideal, porque las inspecciones pueden ser engorrosas", dice.

Al igual que en Estados Unidos, MJ Freeway es la empresa líder en seguimiento de producto y control legal de los clubes sociales de cannabis en España. A través de su software ‘Gram Tracker’, un TPV para controlar todos los aspectos del inventario, también ayuda a los clubes a generar informes personalizados sobre variedades de cannabis, empleados, pedidos, socios, productos, registros… todo para asegurar un correcto cumplimiento del marco jurídico sobre el cannabis en nuestro país.

Fuente: L.A. Weekly.