‘Representación Cannábica de Navarra’ presenta una ILP en el congreso para regularizar el cannabis en España

  • El objetivo de la iniciativa es regular el autocultivo, el autoconsumo y el funcionamiento de los Clubes Sociales de Cannabis.

  • Una vez aprobada por la Mesa del Congreso, la propuesta deberá recoger 500.000 firmas para pasar a debate.

  • Con el proyecto se trata de llenar el vacío legal que plantea la incompleta ley actual, que  no define lo que es autoconsumo.

 

El pasado viernes 2 de diciembre, la organización política ‘Representación Cannábica de Navarra’ (RCN NOK) presentaba en el Congreso de Los Diputados una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) con el fin de regular el uso delcannabis en España. Concretamente, el objetivo de la propuesta era legislar el autocultivo de la planta para autoconsumo, el funcionamiento de los Clubes Sociales de Cannabis y forzar, de algún modo, a la apertura del debate sobre el tema en el Congreso.

 
 

“El objetivo de esta ILP es regular el autocultivo, tanto para uso propio como para uso compartido, pero sobre todo queremos abrir el debate y que se fomente una discusión buena y potente sobre la legalización del cannabis, que termine en una regulación total para toda la sociedad”.  Explicaba frente al Congreso Ramón Morcillo, secretario general de RCN NOK, partido navarro fundado en el año 2006 con el objetivo de dar una solución legal al problema del cannabis en nuestro país.

Bautizada con el nombre de ‘Tu Papel Importa’,  ahora la iniciativa deberá ser autorizada por la Mesa del Congreso, en un plazo de 15 días, para que pueda dar comienzo la recogida de las 500.000 firmas necesarias para su aprobación. Transcurridos los 9 meses de plazo, en caso de conseguirlo, la propuesta será debatida en la Cámara Baja como cualquier ley redactada en el Congreso de Los Diputados. “Tengo la experiencia de Navarra y Cataluña donde también se han llevado a cabo recogidas de firmas en iniciativas similares y se ha podido superar este reto que nos imponía la ciudadanía y la clase política. Por supuesto, creo que no solo recogeremos el medio millón de firmas, si no que conseguiremos un millón o más”- Afirmaba Ramón.

Queremos abrir el debate y que se fomente una discusión buena y potente sobre la legalización del cannabis, que termine en una regulación total para toda la sociedad.
— Ramón Morcillo, Secretario General de RCN NOK.

Para llevar a cabo la recogida, la iniciativa explica que se centrará en grandes eventos nacionales multitudinarios como festivales de música (Rototom, BBK, FIB…), fiestas populares como San Fermín o ferias y eventos promovidos por el sector cannábico. El texto también destaca que actualmente resulta mucho más fácil recoger apoyos que hace unos años, cuando las asociaciones o formaciones pro cannabis hacían la guerra por su cuenta.

El proyecto de recogida de firmas se financiará a través de una persona conectada con el sector que se ha comprometido a conseguir los apoyos económicos necesarios. En el caso de que se comenzara en Spannabis, las empresas del sector se encargarían de aportar fondos.

El partido navarro llevó a cabo otra ILP en el año 2014 en la Comunidad Foral. La iniciativa, al igual que otras propuestas anteriores, fue recurrida por el gobierno ante el Tribunal Constitucional y hoy está paralizada totalmente. Al ver que no había perspectivas de que se fuera a dar una solución a la norma promocionada en Navarra, decidieron crear una propuesta a nivel nacional. “Hemos creído que lo mejor sería hacer una iniciativa para el conjunto del territorio y así salvar un poco las excusas de competencias territoriales que nos habían puesto”. Comenta Ramón.

(Izquierda) El presidente de la Representación Cannábica de Navarra Fermín Les, junto al secretario general, Ramón Morcillo (derecha) sosteniendo el texto de la ILP.

(Izquierda) El presidente de la Representación Cannábica de Navarra Fermín Les, junto al secretario general, Ramón Morcillo (derecha) sosteniendo el texto de la ILP.

La legislación que afecta directamente al cannabis es de ámbito estatal, se trata de leyes orgánicas: la ley del código penal, la ley de seguridad ciudadana y la ley del medicamento, esta última, la única que no es orgánica y sí se puede modificar por la ILP. Un parlamento autonómico no tiene capacidad para regular una materia que es competencia del Congreso de los Diputados. Sin embargo,  ante la inacción de los partidos políticos a nivel nacional, se han llevado a cabo diferentes iniciativas legislativas autonómicas para impulsar la regulación de los clubs sociales de cannabis, como por ejemplo ‘La Rosa Verda’ en Cataluña.

Al resultar imposible poder modificar leyes orgánicas a través de una ILP, la organización navarra ha puesto sus esfuerzos en la redacción de un texto que no entre en conflicto con este tipo de normas, por ello la iniciativa se centra, exclusivamente, en el autocultivo y los clubes sociales de cannabis y asociaciones cannábicas.

De ser aprobada la ILP, los clubes sociales de cannabis dispondrían al fin de un mecanismo para autoabastecerse y poder cultivar su propio cannabis, lejos de los circuitos de abastecimiento tradicional como el mercado negro. Surgiría así la oportunidad de que estas entidades pudieran tener un control absoluto sobre el cannabis, mejorando tanto la calidad como la supervisión de la salud pública, evitando así los problemas inherentes al artículo 368 del código penal y las leyes de seguridad ciudadana.

“Se trata de arrojar un poco de luz sobre toda esta inseguridad jurídica que rodea a los cultivadores de cannabis tanto para uso propio como para uso colectivo.”- Explica Ramón.
El Secretario General de RCN afirma que casi todas las formaciones políticas apoyan esta recogida de firmas. Los partidos se han dado cuenta de que se trata de una ley diseñada para pasar los filtros que supone una ILP y regular todo lo que se pueda, sin tener que cambiar leyes orgánicas ya que ello conlleva un esfuerzo más grande y complejo. La organización espera llegar a conseguir con este movimiento, todo el apoyo del arco parlamentario.

Entre las diferentes propuestas que recoge la ILP, destaca la definición de autocultivo, inexistente actualmente y uno de los principales vacíos legales a los que tienen que hacer frente los consumidores de cannabis. El artículo 36/18 de la Ley de Seguridad Ciudadana, dice que el cultivo de cualquier sustancia ilegal en lugares visibles al público, siempre que sea para autoconsumo, no será sancionable.

Esta ley incompleta, solo confunde al usuario al no existir ningún reglamento o norma que explique qué está considerado autoconsumo.  De este modo, actualmente podemos encontrar sentencias que absuelven a una persona por cultivar 7,5 kg de marihuana y otras que condenan a una persona por cultivar 0,5 kg de marihuana. Esa disparidad de la jurisprudencia hace generar una inseguridad jurídica enorme.

El enunciado de la ILP rellena este vacío legal y define el autocultivo como: cultivo privado no accesible ni visible al público que, como máximo, tendrá una superficie de 4 m2 para el cultivo en interior y de 6 plantas para el cultivo en exterior, y que está destinado al propio consumo de un consumidor registrado sin pasar nunca a terceros. La definición también sería aplicable a los clubes sociales de cannabis y/o asociaciones cannábicas.

La regulación del uso del cannabis en nuestro país es pobre e incompleta. Cualquier consumo de la sustancia que no esté autorizado por un médico o, cualquier cultivo que no haya sido autorizado por la agencia del medicamento, es ilegal. Este hecho no significa que sea delito o que sea sancionable administrativamente. El cultivo en interior para autoconsumo o el consumo de cualquier tipo de sustancia en un espacio privado es una conducta que, a pesar de ser ilegal, no puede ser sancionada. El consumo no está criminalizado en ningún caso, mientras que el cultivo sólo es criminalmente punible cuando está destinado a terceras personas.

Conseguiremos que haya una regulación que realmente beneficie a todo el conjunto de la sociedad y proteja la salud pública de una forma más efectiva que hasta ahora.
— Ramón Morcillo

Pese a esta falta de regulación actual en España, el Secretario General de RCN se siente optimista. “Hace 2 años comentaba que tendríamos una ley para 2017, hoy sigo creyéndolo y, lo más seguro es que, después de iniciar todo el debate con esta ILP, conseguiremos tener una ley integral en la que los grupos parlamentarios pondrán también su granito de arena, y conseguiremos que haya una regulación que realmente beneficie a todo el conjunto de la sociedad y proteja la salud pública de una forma más efectiva que hasta ahora”.

 

— Roberto Soriano.