LEAF: una nevera inteligente que cultiva marihuana y se controla desde un smartphone

  • La cámara, similar a una pequeña nevera, controla la temperatura, iluminación o el PH de la planta entre otros factores.
     

  • El usuario puede controlar todo el proceso de crecimiento a través de una app que le va informando de cómo evoluciona la hierba.
     

  • La máquina también es ideal para el cultivo de hierbas y plantas como tomates cherry, albahaca, espinaca, pimientos o fresas entre otros vegetales.

 

Con el nuevo mercado emergente de marihuana en Estados Unidos, se abre ante los emprendedores un enorme abanico de posibilidades para sacar adelante sus proyectos. Adaptar la alta tecnología a este nuevo negocio, puede ser la clave del éxito para la nueva industria del cannabis, usando las innovaciones técnicas, por ejemplo, para cultivar una planta de cannabis.

Precisamente en esa premisa se basa LEAF: una cámara de crecimiento inteligente que permite a cualquier persona plantar cannabis (o alimentos y hierbas) en su propia casa, sin necesidad de tener unos amplios conocimientos sobre horticultura o emplear horas en el cuidado de su hierba.

Con el aspecto de una pequeña nevera con una planta en su interior, el aparato está equipado con sensores capaces de medir y controlar factores como la temperatura, la iluminación, el nivel de humedad o el PH, además de contar con un sistema de dosificación automática de nutrientes que se suministran a través de unos cartuchos. LEAF también dispone de una modalidad de secado que puede activarse después de haber cosechado los brotes, un proceso que tardaría entre dos y cinco días en completarse.

 
LEAF se puede controlar a través de cualquier Smartphone. Foto de LEAF para Forbes.

LEAF se puede controlar a través de cualquier Smartphone. Foto de LEAF para Forbes.

 

Lo único que tiene que hacer el usuario es plantar las semillas. A partir de entonces, la máquina se encarga de todo el proceso de crecimiento a través de un programa automático. No obstante, si lo desea, el propietario de LEAF puede controlar todos los factores mencionados anteriormente a través de una aplicación disponible para Android e iOS que también le informará sobre el estado de su planta en todo momento. La aplicación es también una red social en la que, a través del contacto directo con otros propietarios de LEAF, se pueden intercambiar recetas y compartir videos de sus plantas.

El usuario puede ver todo el proceso de crecimiento a través de la app, ya que la empresa ha equipado la nevera con cámaras que transmiten en vivo el medio ambiente y también pueden juntar videos en time-lapse para obtener una rápida visualización del crecimiento de la planta.
El aparato cuenta a su vez,  con unos filtros de carbono que se sitúan en el interior del refrigerador para neutralizar los olores. Estos filtros deben ser cambiados cada 4 o 5 meses para mantener la eficacia de la prevención del olor.

Todo el sistema LEAF se vende por 2.990 dólares (2.815 euros) y aunque puede parecer caro, la firma asegura que la máquina se paga por sí misma ya que el valor al por menor de cuatro a cinco onzas de cannabis (unos 120 gramos aproximadamente que es lo equivalente al ciclo completo de crecimiento de una planta) es de aproximadamente 1.200 dólares ( 1.130 euros). Además, cada cultivo requiere alrededor de 150 dólares de cartuchos de nutrientes y recambios del filtro de carbono.

La compañía fue fundada en abril del año pasado por Yoni Ofir, un israelí que comenzó a utilizar marihuana medicinal para tratar su ansiedad. Ofir empezó a cultivar su propio cannabis para asegurarse de que la planta que estaba utilizando no contenía químicos y pesticidas. Así fue como descubrió que podría utilizar alguna ayuda automatizada con el cultivo. Una vez hubo construido la primera unidad para su uso personal, recibió un número abrumador de peticiones por parte de otros entusiastas del cannabis para crear más aparatos, especialmente después de que publicó información sobre LEAF en el sitio web Reddit. Tras meses perfeccionando la máquina, al fin está lista para comercializarse al público en general.

 
Yoni Ofir, CEO de LEAF. Foto de LEAF para Forbes.

Yoni Ofir, CEO de LEAF. Foto de LEAF para Forbes.

 

Ofir asegura que el mayor desafío al que se ha tenido que enfrentar para sacar adelante LEAF, ha sido lidiar con las regulaciones federales ya que, pese a que la legalización del cannabis en Estados Unidos continúa dando pasos significativos, aún existen muchas barreras legales a nivel federal.  

A pesar de que la industria del cannabis vale miles de millones de dólares, las regulaciones bancarias federales, no permiten que las empresas estatales del sector, tengan acceso a cuentas bancarias o a poder utilizar tarjetas de crédito. “Pese a que somos una empresa, que no utiliza el cannabis directamente para nada, ni vendemos la planta de ninguna forma, nos ha llevado mucho tiempo conseguir que nos dejen utilizar tarjetas de crédito en el negocio. Ésto nos ha retrasado a la hora de conseguir unidades para nuestros clientes. Esperemos que, con el paso del tiempo, a medida que el cannabis se vaya normalizando en la sociedad, estas regulaciones innecesarias desaparecerán” explicaba Ofir en una entrevista a la revista ‘Forbes’.

Esperemos que, a medida que el cannabis se vaya normalizando en la sociedad, las regulaciones federales innecesarias desaparezcan.
— Yoni Ofir, fundador de LEAF.

Para poder adquirir una unidad de LEAF, el cliente debe mostrar a la empresa su prescripción de marihuana medicinal en los estados donde solo está legalizado este tipo de consumo. En los estados donde el cannabis para uso recreativo es legal, basta con que el cliente acredite que tiene 21 años o más.

Debido a que LEAF también es ideal para el cultivo de hierbas y plantas como tomates cherry, albahaca, espinaca, col rizada, menta, fresas, pasto de trigo y pimientos, la empresa también vende unidades de su producto en estados donde la marihuana no es legal, bajo la responsabilidad del cliente de hacer un buen uso de la máquina.