Denver permitirá el consumo de marihuana en bares y restaurantes

  • La llamada iniciativa 300, forma parte de los referéndums celebrados el 8 de noviembre en 9 estados de la Unión.

  • La medida fue aprobada con un 50.9% a favor y un 49.1% en contra.

  • Los bares habilitarán espacios en el exterior para poder fumar marihuana, mientras que dentro del establecimiento se podrán consumir en vaporizadores y comestibles.

Kayvan Khalatvari, líder del sí a la 300. Foto de Ben Marcus / CPR News.

Kayvan Khalatvari, líder del sí a la 300. Foto de Ben Marcus / CPR News.

La legalización de la marihuana continúa abriéndose paso en Estados Unidos, en este caso con Denver como noticia. La capital de Colorado, con un 50,9% a favor y un 49,1% en contra, se convierte en la primera ciudad del país que permitirá el consumo de marihuana en los bares y restaurantes, no obstante, la medida estará sujeta a fuertes condicionantes.

Los votantes de Denver celebran la victoria del Sí.

Los votantes de Denver celebran la victoria del Sí.

En primer lugar, los bares y restaurantes interesados endrán que demostrar que tienen el apoyo del vecindario antes de obtener una licencia para permitir el uso de la marihuana. Por su parte, los clientes tendrán que traer su propio cannabis para cumplir con la ley estatal que prohíbe la venta del cannabis, comida y bebida en un mismo lugar.

Se podrá consumir marihuana en el interior del establecimiento siempre y cuando no sea fumada. La ley permite la posibilidad de crear zonas exteriores de fumadores de hierba, pero solo en circunstancias especiales y bajo medidas aún más restrictivas. La normativa también autoriza a los establecimientos, como galerías de yoga o de arte, a establecer zonas de fumar marihuana o celebrar eventos en los que se pueda consumir hierba.

Todo el objetivo de esta iniciativa es proporcionar a los adultos lugares privados donde puedan consumir cannabis para que no consuman en público.
— Mason Tvert, portavoz del proyecto de Política Nacional de Marihuana.

Mason Tvert, portavoz del Proyecto de Política Nacional de Marihuana y promotor de la ley de consumo de Denver, dijo que la medida reduciría los casos de turistas que fuman marihuana en las aceras y en los parques de la localidad al carecer de un lugar privado en el que consumir hierba. "Estamos estableciendo un sistema seguro y aún más restrictivo que lo que vemos con el consumo de alcohol", dijo Tvert.

Aún faltan por conocer el número de establecimientos que solicitará los permisos o concretar cuál es el límite de tiempo para demostrar la aceptación, por parte de la comunidad, para que los negocios puedan recibir las autorizaciones. Aún pueden pasar por tanto bastantes meses antes de que en Denver se puedan encontrar coffee shops al estilo de los que se ven en Ámsterdam.

"Esto es absolutamente histórico", comentó Emmett Reistroffer, pieza clave de la medida y activista a favor del cannabis en Denver. "Somos la primera ciudad en Estados Unidos en regular el consumo de cannabis", indicó. "los adultos deben ser capaces de consumir cannabis y socializar con él, como son capaces de hacerlo con el alcohol", apuntó.

La ley actual de Colorado permite que las jurisdicciones decidan por sí mismas cuándo puede ser usado en público el cannabis. El resultado es una mezcolanza de ordenanzas locales relacionadas con los clubes de marihuana.

Los adultos deben ser capaces de consumir cannabis y socializar con él, como son capaces de hacerlo con el alcohol.
— Emmett Reistroffer

"Todo el objetivo de esta iniciativa es proporcionar a los adultos lugares privados donde puedan consumir cannabis para que no consuman en público", dijo Tvert, quien aseguraba que la iniciativa ayuda también a los adultos que no quieren usar la marihuana enfrente de sus hijos. También los inquilinos que no pueden consumir en sus hogares ya que los propietarios ejercen su derecho a prohibir el uso de la marihuana.

Alaska es el único estado que regula expresamente el consumo in situ en los negocios minoristas. Sin embargo, el estado no permite el uso del cannabisen bares o restaurantes, y aún continúa trabajando en las reglamentación sobre el funcionamiento de las "salas de degustación".

La implantación de la nueva ley requerirá que cualquier bar o restaurante interesado entrene especialmente al personal en el uso de la marihuana, y presente un plan en el que explique de qué manera evitaría el consumo de la hierba por parte de los clientes menores de edad. Los solicitantes también deben especificar estrategias y procedimientos para identificar y responder ante la posible sobre-intoxicación de los consumidores.

"Probablemente ayudaremos a crear una nueva cultura, aquí en Denver y en Colorado, al hacer que la marihuana sea más aceptable y superaremos los estigmas que actualmente se están interponiendo en el camino de un gran progreso que es inevitable". Apuntaba Kayvan Khalatbari, el líder de la campaña: ‘Yes on 300’.

Se espera que los legisladores de Colorado consideren un proyecto de ley el próximo año para dar a todas las jurisdicciones una luz verde para permitir clubes o cafés, aunque los activistas de la marihuana esperaban una medida similar en la última sesión y se fueron decepcionados.

Según profesionales de la industria, el mercado de la marihuana en Estados Unidos puede llegar a mover unos 23.000 millones de dólares en 2020, ante los 5.700 millones que movió en 2015. En Denver, la nueva ordenanza se implementará como parte de un programa piloto de cuatro años.